Como los juegos pueden darte más años de vida y felicidad

¿Has pensado alguna vez que los juegos son un pasatiempo que quita tiempo? ¿Y si te dijéramos que en realidad te están dando tiempo de vida extra? Te invitamos a que descubras todos los beneficios que jugar tiene para ti, tu esperanza de vida y tu bienestar ¡Ya no vas a tener excusas para no jugar!

Jane McGonigal, diseñadora de juegos, sufrió un grave accidente y una larga y difícil recuperación. A partir de esta experiencia descubrió lo que llaman “crecimiento post traumático”, un cambio significativo y en ocasiones radical en cómo las personas piensan y se relacionan con el mundo de forma más flexible y positiva a raíz de la lucha para superar un evento traumático (...), lo que la motivó a investigar en profundidad e intentar descubrir cómo obtener este crecimiento sin el factor “trauma”, es aquí donde entran los juegos. 

 

Luego de las muchas críticas a su anterior charla Ted donde afirmaba que todos deberíamos pasar más tiempo jugando surgió en su mente una pregunta:

“Cuando estemos en nuestro lecho de muerte, ¿lamentaremos el tiempo que pasamos jugando?”- Mcgonigal

Esto la motivó a comenzar una investigación donde recolectó testimonios sobre los arrepentimientos más frecuentes en las personas antes de morir:

  • Desearía no haber trabajado tan arduamente.
  • Hubiera querido estar más en contacto con mis amigos.
  • Quisiera haberme permitido ser más feliz.
  • Desearía haber tenido el valor de ser yo mismo.
  • Desearía haber vivido fiel a mis sueños, en vez de hacer lo que otros esperaban de mí.

    Es aquí donde entran los juegos y como su uso permite afrontar cada uno de estos lamentos, nos permiten conectarnos con otros, ser más auténticos y sentir mayor felicidad, entre muchos otros beneficios.

    ¿Por qué un juego? Investigaciones psicológicas de más de una década de antigüedad, explican que cuando juegas aprendes a enfrentar desafíos difíciles con más creatividad, más determinación, más optimismo, y también trabajamos nuestra capacidad para pedir ayuda a otros, explica Jane McGonigal. 

    Si alguna vez has experimentado una situación sumamente compleja y salido de ella probablemente hayas aprendido valiosas lecciones de vida y mejorado como persona. Cuando las situaciones son particularmente graves hay quienes desarrollan “crecimiento post traumático”, donde la persona se vuelve mentalmente más flexible, desarrollando resiliencia entendida como la capacidad para adaptarse o superar situaciones complejas.

    ¿Se puede lograr este crecimiento sin pasar por una situación de trauma? Jane nos responde esta pregunta: ¡Si! 

    ¿Y como esto te da más años de vida? Estudios han demostrado que las personas que tienen mayor capacidad de resiliencia viven más años que aquellos con mentalidades menos resilientes. Además, las primeras experimentan con mayor facilidad emociones agradables y relaciones positivas, son más creativas y adaptables.

    Entonces, ¿Qué juego vas a jugar ahora?